ORGULLOSAMENTE MUJER AFROCOLOMBIANA

leidy.jpgMe siento orgullosa que Dios me haya creado   mujer negra y de haber nacido en esta hermosa tierra que es Colombia. Asimismo, ser mujer y además negra no es fácil por los diferentes estereotipos de desigualdad social, familiar, cultural y hasta académica que acontecen actualmente en nuestra comunidad discriminante.

En consonancia con lo anterior, desde hace muchos años he venido trabajando con la Pastoral Afrocolombiana de la Arquidiócesis de Cali, donde el primer proceso que comencé fue la auto identificación. Ya que es fundamental para cualquier persona el reconocimiento de sus raíces y costumbres ancestrales como culturales. Deseo subrayar que he desarrollado una sensibilidad por la espiritualidad afrodescendiente muy profunda, pero con capacidad de resistencia ante los diferentes hechos que ocurren en nuestra sociedad contra la mujer; debemos valorar y valorarnos como mujeres, por nuestros aportes, conocimientos y sentimientos.

He descubierto el valor de la solidaridad que es una característica no solo mía como mujer negra, sino de todas las mujeres que día a día luchan por conservar y ser protectoras de nuestra cultura afrodescendiente. No soy y tampoco me considero feminista, pero como mujeres negras tenemos mucho que decir y hacer; por lo tanto, el ambiente pastoral debe enriquecerse cada día más con la esperanza y los aportes de cada una de las mujeres que integramos estos espacios.

Gracias a que las mujeres somos las impulsoras de conservar la cultura, lo que llamamos la transmisión de saberes ancestrales desde la oralidad, la gastronomía, los rituales y la medicina tradicional. Hoy por hoy hemos ido teniendo participación y liderazgo no solo desde la pastoral afro sino desde los diferentes ámbitos en donde nos encontramos, pero sobre todo con un gran compromiso con nuestra gran riqueza espiritual y cultural.

Como comunicadora social en formación siento la necesidad y tengo la responsabilidad 35989044955_021c9f668f_ode ir realizando acciones concretas; visibilizando y ayudando a reivindicar a la mujer negra a través de su voz que pide a grito nos más desplazamientos en sus territorios, de su voz que pide a grito no más exclusión (económica, política y social), de su voz que pide a grito no más sufrimientos y estereotipos.

Fortalecer estos procesos no solo es mi sueño también lo es el de miles de mujeres y que poco a poco van aportando un granito de arena para nuestro sueño. 

“Yo tengo un sueño de que un día esta nación se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo: ‘Creemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales”.

Fragmento del discurso de Martin Luther King- Tengo un Sueño.

 

Por: Leidy Johanna Marquinez

Comunicadora Social en formación, Agente de Pastoral Afro, LMC Cali.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s